Noticias

Masajes terapéuticos, una gran terapia

Escrito el 18/09/2018

Los masajes terapéuticos abarcan una amplia variedad de técnicas desarrolladas desde culturas antiquísimas. Estas han evolucionado con el paso del tiempo hasta convertirse en complejas y efectivas técnicas. De esta manera, el masaje terapéutico se ha desarrollado y diversificado en distintos tipos de masajes según el propósito deseado.

Desde sus inicios el masaje terapéutico ha pretendido aliviar distintas partes del cuerpo por medio de la manipulación manual de músculos y tejidos. Así, este consiste en la imposición sobre los tejidos afectados. En general, estos tejidos se han afectado a causa de factores como traumatismos, estrés, accidentes y posturas inadecuadas.

Estos constituyen una de las terapias más comunes en el mundo de la salud. Su aplicación beneficia todo tipo de personas, siendo realmente pocas las contraindicaciones para su uso.

Beneficios de los masajes terapéuticos

La aplicación de masajes terapéuticos puede incidir positivamente en todo el organismo. Siendo el tejido cutáneo, tejido muscular y las articulaciones las áreas de mayor impacto positivo. Los sistemas circulatorio, linfático y nervioso también se ven favorablemente afectados por el suministro de esta gran terapia.

En general, los masajes terapéuticos pueden aliviar muchas enfermedades y dolencias. Las más comunes son los dolores músculo-esqueléticos, ciáticas y neuralgias. También es posible percibir mejoras significativas en padecimientos como jaquecas y dolores de cabeza. Así como en condiciones degenerativas de las cervicales, caderas y rodillas, y cicatrices postoperatorias.

Tipos de masajes terapéuticos

El avance de los masajes terapéuticos y sus técnicas, ha llevado al desarrollo de distintos tipos de masajes. Así, conocer los tipos de masajes terapéuticos, su técnica y beneficios, permite elegir el masaje más adecuado para cada personas y situación.

Desde un punto de vista clásico existen distintos tipos de masajes terapéuticos basados y clasificados según la técnica que se aplica. Estos suelen usarse de forma intercalada, variando su intensidad a lo largo de una misma sesión.

Así, una sesión suele iniciarse aplicando masajes de roce o deslizamiento, estos consisten en frotar de manera suave, lenta y uniforme el área del cuerpo a tratar. Su principal objetivo es incrementar la temperatura de los tejidos. Además permite la regeneración de la piel, el incremento de la circulación en los tejidos y la descontractura de los músculos.

El amasamiento va un paso más allá e implica apretar los tejidos blandos de forma enérgica. Este ayuda a desplazar los tejidos musculares a nivel profundo, moviendo a su vez los líquidos internos, pudiendo incluir movimientos de torsión. Sus beneficios varían según la intensidad con la que se ejecute, y en general incluyen la relajación y nutrición muscular.

Por su parte, la fricción conlleva pequeños movimientos circulares, ejecutados de forma rápida y precisa . Su aplicación usualmente corresponde a las carnosidades de los dedos.Siendo su mayor uso el alivio de los

tejidos articulares. Mientras la compresión, no implica desplazamiento de manos ni dedos. Pues, su ejecución se limita a la comprensión estática por periodos de hasta un minuto.

La percusión y golpeteo se ejecutan por medio de pequeños golpes. Estos son suministrados enérgicamente con el borde cubital de las manos, o bien con la palma de las manos. En su ejecución se realizan golpes ligeros de forma rítmica para lograr así, nutrición y tono muscular.

Finalmente, las vibraciones se aplican por medio de contracciones estáticas realizadas con los antebrazos para lograr movimientos oscilatorios sobre la zona afectada. Esto genera un efecto vibratorio capaz de brindar relajación muscular y un incremento en la circulación.

Otras populares técnicas son calificadas como masajes especiales, estas combinan diferentes movimientos, ritmos e intensidades. Algunos de estos llamados masajes terapéuticos especiales son el masaje sueco, masaje transverso profundo, drenaje linfático manual y el masaje reflejo. Además, algunos masajes relajantes se incluyen como masajes terapéuticos.